La importancia de la Presencia Online

Si no estás en Internet, no existes.

Una buena página web es uno de los mejores escaparates de negocios y actividades profesionales, y cuanto mejor y más fácil de encontrar sea, mayor será la probabilidad de darte a conocer y tener una buena imagen ante clientes potenciales.

Las redes sociales juegan un papel muy importante en todo esto, ya que hoy día el 20% de la población con acceso a Internet es miembro de una red social, y el usuario medio consulta su red social al menos dos veces al día (¡¡más que el correo!!), siendo la más popular a nivel mundial Facebook (en España el 98% de los internautas la conocen). Más estadísticas aquí.

Una buena estrategia de marketing online incluye, obligatoriamente, la interacción con dichas redes sociales. La ‘pega’ ante esto es que los perfiles e interfaces de éstas no son customizables, es decir, no puedes cambiar la estructura ni la apariencia de tu página de Facebook o Twitter (salvo la opción de la foto de portada), para lograr una mayor cohesión con la imagen de tu marca (branding).

Para ello es muy importante disponer de tu propia página web, un sitio personalizado que represente tu identidad como negocio o como individuo. El estilo de tu marca, los colores y espacios que lo definen, la imagen y el mensaje que deben captar tus futuros clientes, quedarán mucho mejor reflejados en este sitio web, que deberá, además, ser funcional y de rápida navegación. A él dirigiremos todo el tráfico proveniente de las redes sociales.

Otro de los contras de dichas redes sociales, a nivel profesional, es que estamos dependiendo de un tercero (Facebook, Twitter, …), continuamente cambiando sus condiciones, políticas de privacidad y diseño, por lo que debemos estar muy atentos ya que las funcionalidades y posibilidades de interacción con los ‘fans’ cambian vertiginosamente casi sin avisar.

¡Es por ellos que necesitas una página web! ¡Ah! Y no te olvides del BLOG. La creación (bien gestionada) de contenidos atraerá mucho y nuevo público a tu web. Un blog efectivo deberá estar periódicamente actualizado (uno o dos posts por semana es lo ideal), y no te centres exclusivamente en la auto-promoción. Ahora no se trata de vender -para eso está la web en sí-, sino de captar la atención de usuarios e invitarlos a volver mediante contenidos interesantes y de utilidad para ellos.

Por otra parte, a San Google le encantan las webs dinámicas, por lo que conseguirás un mejor SEO (posicionamiento en búsquedas) si escribes bien y bonito a menudo.

Alrededor del 60% de las conexiones a Internet por Navegador Web se realizan desde teléfonos inteligentes o ‘tablets’, por ello es importante que tu página web se adapte a cada uno de estos dispositivos. Se conoce como diseño ‘responsive y consiste en que la distribución de las columnas de navegación y contenido varía según se acceda al sitio desde un ordenador de sobremesa, una tableta o un teléfono móvil.

Así te aseguras siempre una navegación cómoda y fluida, y te olvidas del ‘apúntame la dirección que luego lo miro en casa‘. Tus clientes están ahí fuera y si dejan de visitar tu página porque ‘va muy lento‘ o ‘está súper pequeño y no se ve nada‘, ¡estás perdiendo! Ya que posiblemente pasarán a otra que sí tenga un diseño adaptable (responsive) y les atraerá más.

Como ejemplo de todo, os dejo unas capturas de la última web que realicé, para la interiorista y diseñadora gráfica Marta Merino, y de la mía propia que rediseñé recientemente. Si necesitas asesoramiento, diseño web o retratos corporativos para tu negocio ponte en contacto conmigo.

¡Saludos amigos!

presencia-online-post-03presencia-online-post-01presencia-online-post-02

22